Si pensabas que los bananos se habían ido para siempre, estás equivocadísim@. Este accesorio considerado por muchos como ícono del mal gusto está de vuelta y esta vez en las cinturas más célebres del mundo.

Este accesorio que despegó en los 80 y terminó por consagrase en la década siguiente siempre contó con opiniones divididas sobre si era cool o no. Si hacemos el ejercicio de mencionar “banano”, probablemente lo primero que se nos venga a la mente sea algo como: “nerds” o “turistas, de esos que usan sandalias con calcetines”, conceptos no necesariamente negativos, pero que sí se alejan de lo que conocemos como moda. Y es que el grueso de los bananos en esos años era de corte deportivo, pasando a ser un accesorio más práctico y sin muchas pretensiones estéticas.
Otro mini comeback (que esta vez se dio a nivel local) fue a principios de los dosmiles, de la mano de los productores nacionales que los confeccionaban con cuero o cuerina acompañados de la típica correa de polipropileno.

¿Sus máximos exponentes? Los miembros de las tribus urbanas que marcaron esa época: pokemones, brit poperos, visuals, amantes del hardcore e incluso punks. Ninguno se salvó del banano.Y así como otros accesorios van evolucionando, hoy es el turno de ellos. Bastó con que se publicaran un par de street styles de Kendall Jenner y A$ap Rocky saliendo de sus casas con banano para que todos corrieran a comprarlos y que se llene de artículos hablando sobre ellos. Hola.

Balenciaga, Louis Vuitton, Chanel y prácticamente todas las otras grandes casas de indumentaria se están sumando al relanzamiento de este accesorio. Algunas a modo vintage y otras con diseños más contemporáneos.
En la cintura, cruzados o como si fueran cinturones. Lo que sí tenemos claro es que no hay forma más cómoda y segura de llevar nuestros esenciales. Así que nuestro consejo es darles la bienvenida y dejar atrás el prejuicio de las sandalias con calcetines.