Hace mucho tiempo atrás, cuando los excesos venían de la mano de los estilos de vida y también de la estética, la televisión reinaba con algunos de los iconos más populares. Fue en los ’80 cuando “Dinastía” no solo exageraba en cuanto a peleas femeninas sino también en hombreras y cabelleras, pero además también dos hombres marcaban la pauta en cuanto a vestimenta y estilo: los detectives Sonny Crockett y Ricardo Tubbs, quienes a través de “Miami Vice” (1984-1990), podían perseguir ladrones o tratar de dispararle a un narcotraficante usando trajes de dos piezas Versace en color rosa.

Don Johnson -sí, el papá de Dakota-, junto a Philip Michael Thomas encarnaron a Crockett y Tubbs respectivamente, bajo un oscuro estilo policial que Michael Mann convirtió en su sello registrado. Aquí no solo se trataba de policías, ladrones y un clima infernal; Miami era más cercano al estilo de “Caracortada” que a otro luminoso, con un par de detectives tan bien vestidos como un millonario. La popularidad de la serie le permitió a los vestuaristas no solo contar con marcas como Giorgio Armani y Gianni Versace, sino también con absolutos revolucionarios como Claude Montana y Thierry Mugler, franceses reconocidas por moldear nuevamente la silueta en los años ’80. Y así, con un estilo bastante más vanguardista en cuanto al terreno masculino, “Miami Vice” se convirtió en la pauta masculina a seguir.

¿Y cuáles fueron las claves a imitar por quienes veían el show?

Una polera blanca o negra, bajo un blazer y traje de color brillante, además de zapatos, mocasines o zapatillas sin calcetines. Así fue el pulso de la moda ochentera para ellos, uno que ahora también puede ser llevado por mujeres. Porque lo andrógino es lo que marca el estilo actual, recopilamos algunas imágenes de este show para buscar un look ideal para la primavera/verano y navegar a través de las páginas de Dafiti, combinando lo mismo que Sonny y Ricardo convirtieron en su sello.

Fotos: Quora, The Rake, GQ, pearlsonly, FashionTasty, Pinterest UK.