Los colores intensos y brillantes estarán presentes toda la temporada primavera/verano 2018. Principalmente en vestidos y zapatos de color amarillo, azul eléctrico y fucsia. Pero si tengo que elegir un favorito, sería por lejos el color rojo.

Las pasarelas de Oscar de la Renta, Gucci y Dior lo anticiparon en sus pasarelas el 2016 y este año ya podemos disfrutar de esta tendencia en el retail.

Y no me refiero a un rojo no deslavado ni invernal, sino que al que Pantone nombró como Flame. Un rojo anaranjado que recuerda una llama, un color vivaz y extravagante que irradia energía y pasión.

Hoy la tendencia se presenta sin timidez como total look, es decir, rojo anaranjado de pies a cabeza. ¿Mucho? La verdad es que no importa, es una tendencia atrevida, femenina e intensa que puede vestirlo quien quiera.

Imágenes: Oscar de la Renta / Dior / Gucci