En un mundo lleno de estereotipos pero también arquetipos, hay características que nos dejan en claro cuál es el estilo de alguna persona. Más de alguno ha identificado a alguien que lleva bototos largos como “punk” o un vestido largo floreado como “hippie”, todo gracias a lo que la historia y los medios nos han mostrado. Y hoy vamos a saber por qué el rebelde, ese personaje que va en contra de cualquier regla y tiene actitud desenfadada, lleva históricamente polera blanca y chaqueta de cuero.

El rebelde es uno de esos arquetipos que el cine ha contribuido a validar de manera enorme. Las películas cuentan con una eterna lucha entre el bien y el mal, y dentro de su manera de representarla ha recurrido a elementos estéticos visibles que por su popularidad y por quiénes los llevaban, se perpetuaron transformándose en tendencia y estilo, finalmente. Así, con una película como “The wild one” (1953), el gran Marlon Brando patentó el estilo llevando prendas que hasta ese momento representaban distintos sentidos por separado, pero juntas harían explosión: la polera blanca, base del vestir formal que se llevaba bajo la camisa; el pantalón denim o jeans que formaba parte de la clase trabajadora -y doblado encima de un botín-, coronando todo con la chaqueta de cuero y otros accesorios como lentes oscuros y una boina de cuero.

 

 

Para los años ’50, justo cuando el apogeo del rock and roll comenzaba a formar parte de la banda sonora de esa generación, el cine y la música contribuyó enormemente a posicionar el estilo entre los más jóvenes. A Brando se le sumó James Dean con la película “Rebelde sin Causa” (1955), la cual contó con parte del look anterior y además, le dio un nuevo impulso gracias a al alocado estilo de vida del propio actor, amante de autos y motos. Elvis Presley y la masificación del rock y sus movimientos “impuros” en televisión acompañaron esta revolución que se manifestó en lo estético y cintas posteriores como “Grease” (1978) lograron condensar el sentimiento, contando con la misma chaqueta de cuero, la polera blanca y más en ese entrañable personaje llamado Danny Zuko.

Fotos: eBay, IMDB, Zimbio, Metro.