Escrito por las chicas The-Room

La noche está hecha para brillar, ¡pero el día también! Las lentejuelas, los metálicos y distintos tipos de brillos permiten una gran versatilidad que hacen destacar un outfit de manera impensada. Lo importante es poder mezclar el brillo con alguna pieza neutra, para darle a tu ropa diaria un distintivo único. Por ejemplo, ahora que se acerca el otoño, un lindo chaleco con brillos y unos jeans, sacan de la rutina los típicos colores más oscuros que se ocupan en esta época.

Otra opción, muy en tendencia estos días, es mezclar una falda brillante y una polera, creando un atuendo atrevido y entretenido. Así lo han demostrado las grandes casas de moda como Yves Saint Laurent, Nina Ricci y Gucci que se han encargado de dar este giro a estas prendas.

Tampoco es necesario que haya brillo por todos lados, puedes destacar en con pequeños toques como un bordado en el pantalón, o accesorios que combinen (un cintillo, aros o collares harán un quiebre hasta en las tenidas más simples). Un pequeño detalle en tu makeup también aporta para estar ready to go. El glitter te hará relucir de noche y de día, sólo depende el giro que le quieras dar a tu cotidianidad.

A continuación un poco de shinespiration👀

Una publicación compartida de Vogue (@voguemagazine) el

<3