El equipo a cargo de esta editorial se inspiró en los Amish, conocidos por su estilo de vida sencilla y su resistencia a adoptar tecnologías modernas. Por lo mismo, la fotógrafa Rocío Aguirre decidió hacerla con una cámara análoga de 35 y 160 mm, logrando una historia donde lo simple y puro es lo primordial.

Fotografía: Rocío Aguirre

Styling: Alina Castro

Make up y pelo: Caro Jerez

Agradecimientos: Vivero San Sebastián