Gatitos y perritos han sido material anti estrés desde la edad de piedra. No creo ser la única que cuando está pasando por un día terrible, recurre a cuentas de animales o a Youtube para ver videos de cachorros haciendo lo que sea: existiendo; siendo apestosamente adorables.

Pero últimamente me he dado cuenta que tengo otros placeres que me ayudan a botar el estrés. Y como Instagram es mi red social favorita, les hablaré de cuáles son las cuentas que más amo para estos momentos, a ver si les sirve de ayuda también en esos días en que diste vuelta el café, tu jefe se descargó contigo, te patearon y quieres que el mundo se acabe.

@tasteofstreep

View this post on Instagram

it’s only wednesday?

A post shared by tasteofstreep (@tasteofstreep) on

Simple: comida intervenida con Meryl Streep. Aquí vemos bowls con cereales, papas fritas con queso cheddar, pizzas y waffles con la 21 veces nominada a los premios Oscar coronando el plato. Si eso no es perfección, yo no sé qué.

@thedogist

Como doglover declarada y diagnosticada, sigo muchas cuentas de perritos. Pero muchas, si les cuento cuántas me tildarían de ridícula. Como no pude elegir sólo una, elegí The Dogist, la cuenta de Instagram canina por excelencia; un catálogo callejero donde diariamente publican algo así como un “street style” de perritos, los presentan, dicen sus nombres y hasta sus cuentas personales si es que tienen. La amo y tienes todos mis likes.

@mytherapistsays

View this post on Instagram

I'm not having it Susan

A post shared by Lola Tash and Nicole Argiris (@mytherapistsays) on

Cuando necesito sentirme comprendida, recurro a My Therapist Says. Es como una psicóloga personal y es cuático, pero siempre siempre publican memes que coinciden con mi estado de ánimo actual. No sé cómo lo hacen, yo creo que se meten en mi cabeza.

@wannerstedt

Andreas Wannerstedt es un diseñador sueco que me tiene hipnotizada con su trabajo. Ha hecho cosas para Adidas, Spotify, Coca-Cola y Google, es SECO, y desde que empecé a seguirlo en Instagram de verdad que se convirtió en una obsesión. Síganlo y van a cachar de qué les hablo: sus animaciones 2D y 3D son para quedarse pegada y verlas una y otra vez.

@vcdememes

View this post on Instagram

basado en hechos reales: yo ayer

A post shared by Vicente Cornejo (VC) (@vcdememes) on

La necesaria cuota shilena. Y de memes, obvio. Cada vez que necesito reírme un rato, distraerme y pasar un mal gusto, me meto a esta cuenta a ver sus videos. Los memes salvarán el mundo algún día, yo lo sé.